top of page

Frank Clemente

Él estaba aquí primero

Él estaba aquí primero.
Y al cielo sus ramas alza
pa’ que se pose la Garza
que viene desde el estero.

Él estaba aquí primero,
dándonos oxígeno y sombra.
Dando refugio a la Alondra
cuando cae el aguacero.

Él estaba aquí primero,
sirviéndole de escenario
al talentoso Canario
cuando se anda de trovero.

Él estaba aquí primero,
erguido cual General.
Y permitiendo al Cardenal
dar hogar a su heredero.

Él estaba aquí primero,
siendo refugio seguro
al mismísimo Zamuro
cuando no anda de carroñero.

Él estaba aquí primero,
dando sus frutos de gajo
pa’ atraer al Arrendajo
un magnífico frutero.

Él estaba aquí primero.
Y como un acto de fe
deja cante el Cristofué,
cual Jesús a sus Corderos.

Él estaba aquí primero,
con su fronda cual sombrilla
pa’ que pase allí la Ardilla
saltaneando el día entero.

Él estaba aquí primero
que el Hombre y su perfidia.
A quien siempre brinda una orquídea
pa’ decirle a él: “Te quiero”.

Él estaba aquí primero.
Pero al Hombre no le importa.
Pronto vendrá y lo corta
pa' convertirlo en perchero.

bottom of page